Religiosas María Inmaculada



Vamos a Betania

Nuestros días de juniorado en Betania están llegando a su fin. Durante estos días hemos tomado consciencia de la importancia que tiene el carisma que hemos recibido, como debemos cuidarlo, protegerlo y trabajar para lanzarlo hacia el futuro. Ha sido muy emocionante sentir como hemos recibido una herencia, como somos llamadas y convocadas y como todas unidas formamos parte de una cadena en la que cada eslabón es importante e imprescindible. Recibir esta herencia tiene sus consecuencias, de ella nace el compromiso por llevar el Evangelio a tantos jóvenes en distintos contextos, compromiso que nos exige creatividad en las formas de evangelización, creer firmemente en el mensaje que anunciamos, coherencia y pasión por el Reino. Del 11 al 20 de Agosto pudimos hacer Ejercicios Espirituales dirigidos por el P. Darío Mollá, SJ. Fueron unos días de encuentro y oración profunda para abrir nuestros oídos y corazón al querer del Señor e ir confirmando todo lo trabajado. Es la hora de volver a nuestras Betanias del día a día, cargadas de sueños, ilusiones y esperanzas que nos impulsan a llevar a los demás todo lo recibido en estos días. Agradecemos vuestro apoyo y vuestras oraciones.